miércoles, julio 26, 2017

Ayudemos a Technique Indiscrete llegar a Pitti Fragranze

     Últimamente hay muchas marcas de perfumería artesanal ó indie que se suman a las campañas de indiegogo.com para recaudar fondos destinados a sus diferentes propósitos: algunos para inciar su actividad empresarial o para poder lanzar un nuevo producto, otros para poder participar a diferentes ferias internacionales de perfume y así darse a conocer a diferentes distribuidores y tiendas dedicadas a la venta de productos nicho.

     Una de estas marcas es Technique Indiscrete, una marca belga fundada en el año 2008 por Libertin Louison.
Libertin empezó su carrera en Paris como diseñador de moda y decidió iniciarse en el arte del perfume empezando sus estudios en una de las escuelas de perfumería más prestigiosas del mundo -  Cinquième Sens.


     Tengo que reconocer que mi primera experiencia con ésta marca no fue para nada agradable, dado que las muestras que compre me llegaron totalmente destrozadas (en gran parte gracias a los empleados de Correos, que no se emplean muy bien) y el hecho en sí me hizo no quierer probar más estos perfumes, aún después de recibir las disculpas de rigor por parte de su creador y otras muestras en cambio.


  Hasta recién cuando vi una petición, en la página de Facebook de Technique Indiscrete, de ayuda económica para poder presentarse a Pitti Fragranze y me acordé de las muestras guardadas en una de mis cajas destinadas a este propósito. Decidí rescatarlas del olvido, sin ningún tipo de rencor (no sufro de por sí) y darles una oportunidad. Eso también gracias a una amiga que Libertin y yo tenemos en común (¡Gracias, bb!).
Y honestamente, me hubiese arrepentido de no haberlo hecho! He descubierto unos maravillosos tesoros entre las 18 muestras: desde un maravilloso acorde de miel en Délivre Moi (para los que entienden el inglés les dejo aquí este interesantísimo artículo que mi amigo Alex escribió recién), hasta el mejor azafrán que he tenido la suerte de probar jamás en Safran Nobile - una fragancia rica y cálida, continuando con Plaisir d`Amour, un chypre con un maravilloso aire retro que me recuerda bastante a Superstitious de Frederic Malle, o mejor dicho al revés, porque Plaisir fue creado mucho antes (2008) que Superstitious (2016).

¿Cómo podemos ayudar a Libertin en cumplir su sueño? Bastante sencillo: entrar en su página de indiegogo (click) y acceder a la variedad de ofertas. Por ejemplo yo he adquirido el pack de 50€ (muy generoso debo de decir) que consta en una bolsa tote con el logo de Technique Indicrete, un set de muestras correspondientes a sus 17 perfumes más 3 de las aqua de colonia y un perfume a elegir, set valorado en 113€ .
Por 40€ pueden adquirir un set parecido al de arriba, pero en vez de un perfume pueden elegir entre las aqua de colonia.
Juntos podemos ayudar a este maravilloso perfumer en realizar su sueño. Gracias!



Nota: No he recibido ningún tipo de servicio ó pago para escribir este post, lo he hecho simplemente por el amor a este maravilloso mundo y porque considero que esta nariz y sus perfumes merecen el reconocimiento público.

lunes, julio 17, 2017

La Douceur de Siam

   Cada vez que hablo sobre Parfums Dusita lo hago con orgullo y satisfacción. Porque es realmente un placer hablar sobre perfumes que saben salirse de las líneas del ordinario y marcar su propio camino. Y aunque Le Sillage Blanc es para mi lo mejor de ésta casa (seguido muy de cerca de Melodie de L`Amour), fue La Douceur de Siam la que me inspiró escribir el siguiente relato.

Con un corazón exótico y misterioso que sirve de puente entre una salida especiada con el toque dulce de una rosa jugosa y casi afrutada y una base amaderada, cremosa y balsámica, La Douceur de Siam es simplemente inolvidable (rosa de mayo, frangipani, champaca, clavos de olor, ylang-ylang, hojas de violeta, sándalo, vainilla y ámbar).

Foto: Lianne Tio Parfums


      La Douceur de Siam

   Se levantó despacio de la fria cama de piedra y se quitó la vestimenta blanca dejando al descubierto una reluciente piel morena. Los monjes habían venido a buscarla, ya era hora. Le abrieron la gran puerta de madera en un silencio sepulcral y se adelantaron despacio en el pasillo estrecho y oscuro. Les siguió obediente. Cuanto más se acercaban a la gran capela más notaba en su propia carne el ritmo de los cantos eclestiaticos de los monjes seguidos por marea de murmullos de las virgenes.
Empezó a temblar. No era un temblor causado por el miedo. No tenía miedo, sabía lo que iba a pasar y estaba preparada para aquello. Ella lo había decidido así. Era la emoción la que le hacia vibrar cada fibra de su cuerpo.
El pelo negro de abano le cubria la espalda y las nalgas, sus grandes ojos verdes estaban midiedo la grantidud de la cúpula. El humo de los inciensos calmaba su exaltación y el olor de las especias le acercaba cada vez más al momento de ver su sueño hecho realidad. Todos los monjes se habían dispuesto alrederor de la estacia y cantaban despacio, casi susurrando, cubiertos enteramente por sus capas azules que no dejaban entrever sus caras. En medio estaba colocada una bañera de plata llena con agua sagrada cubierta de flores de azahar y petalos de rosa. Entró despacio hasta que el agua tibia le cubrió la desnudez y le invadió la piel con su perfume. Las virgenes entraron por una puerta trasera y empezaron a lavarle el cuerpo con sus propios pelos, mojados previamente en los aceites esenciales más caros del mundo. Al terminar, la ayudaron a levantarse.
Salío despacio y descansó sus pies sobre una alfombra de flores exóticas. Las gotas de agua recorrían su piel despacio como queriendo retrasar el abandono de aquel paraíso perdido. Otras virgenes entraron en la estancia para secarla y cubrirla con una capa roja tejida a mano por las monjas ciegas de Siam. No se le veían los ojos, pero dos gotas cayeron perdidas al suelo, sin consuelo. La eternidad se acerca. Los monjes hicieron una circulo a su alrededor y empesaron a invocar el fuego... Ignis! Ignis! Ignis! cada vez más fuerte, más alto... Ignis! Ignis!
Pararon de repente y en el mismo segundo la capa roja cayó sin vida al suelo. La recogieron con cuidado y ahí debajo estaba su esencia, atrapada para siempre en un maravilloso frasco con tapón de oro. Lo guardaron en una preciosa caja de madera hecha a mano por ella misma. La eternidad tenía su nombre, La Douceur de Siam.
Foto: Jaroslav blogger.